Desayuno con Embajadoras Julio 2021

artículos fotos (14)

El miércoles 7 de julio, Lupicinio International Law Firm tuvo el honor de organizar y acoger el evento “Desayuno con Embajadoras” en asociación con Women in a Legal World (WLW). El evento comenzó con una breve introducción de nuestro Socio Director, Lupicinio Rodríguez Jiménez. El tema principal, “La participación de mujeres diplomáticas en la toma de decisiones privadas y públicas”, fue moderado por nuestra responsable del área penal, Fátima Rodríguez González, también directora de relaciones diplomáticas de WLW. Durante el evento escuchamos en profundidad a ocho increíbles embajadoras:

  • Embajadora de Costa Rica, Ana Helena Chacón.
  • Embajadora de Senegal, Mariame Sy.
  • Embajadora de Sudáfrica, Thenjiwe Mtintso.
  • Embajadora de Guatemala, Mónica Bolaños Pérez.
  • Embajadora de Australia, Sophia McIntyre.
  • Embajadora de Honduras, María Dolores Agüero.
  • Embajadora de Chipre, Helena Mina.
  • Embajadora de Mozambique, María Manuela dos Santos Lucas.

 

También asistió Ana Gallego, Directora de Cooperación Jurídica Internacional del Ministerio de Justicia, quien lideró la introducción y celebró a las embajadoras en la sala como modelos a seguir para la sociedad, con las siguientes palabras: “vuestro ejemplo establecerá el camino para las próximas niñas y mujeres jóvenes”.

Las embajadoras hablaron sobre sus experiencias y opiniones acerca del ámbito diplomático y discutieron sobre diversas vías para aumentar el número de mujeres en asientos de poder.

El debate empezó con Ana Helena Chacón (Costa Rica), que explicó que la palabra mujer en la historia no ha sido valorada y también habló sobre el milagro femenino que estamos viviendo. Ana también notó el poder de cambio, arguyendo que cuando en su país se nombra mujeres en posiciones de cierto poder y de toma de decisiones, la conversación sobre la violencia de género aumenta.

A continuación, Mariame Sy (Senegal), habló sobre el Ministerio de Exteriores de Senegal y sus avances en el tema – ahora tiene 20 embajadoras, incluyendo un puesto vital, como es el de embajadora en Washington. Por otro lado, explicó los retos a los que se enfrenta Senegal, como es el asunto de las leyes matrimoniales, que permiten la poligamia. Esto causa serios problemas para las mujeres, y explicó que si su marido fuera casarse con otra mujer, que es un derecho, tendría que dejar su puesto. Terminó diciendo que más del 51% de la población en Senegal son mujeres, por lo que es importante inspirarlas en favor de una política más justa para ellas.

Después de Mariame, intervino Thenjiwe Mtintso (Sudáfrica), que comenzó por un agradecimiento a todas las mujeres con cierto rango y poder en la sociedad, así como las asistentes más jóvenes de la sala, exponiendo el entusiasmo de estar rodeada del futuro. Thenjiwe expuso la siguiente reflexión: “En vez de preguntarnos siempre por qué faltan mujeres en cargos importantes, debemos preguntarnos, ¿por qué hay tantos hombres?” Para Thenjiwe, la razón es simple: el patriarcado. Continuó hablando sobre el patriarcado en África, con el enfoque en Sudáfrica. Explicó que el reto más difícil es superar las tres clases de patriarcado: (1) el patriarcado indígena que prevalecía antes de la colonización europea, (2) el patriarcado holandés y finalmente, (3) el patriarcado inglés. Es por ello, explicó, que África está detrás de otros continentes en la lucha por la igualdad. Además, en referencia a las estadísticas, en la diplomacia solo hay cerca de 21% de mujeres y sólo 14 de entre 195 países tienen el 50%. Cita que “la democracia no es que algunos guíen a otros, es la igualdad”.

Mónica Bolaños Pérez (Guatemala), siguiendo el hilo de la conversación, habló sobre las experiencias en su país, donde no ha habido una presidenta mujer, y solo ha habido dos Ministras de Exteriores mujeres por un tiempo muy corto. Explicó que las mujeres con poder no son siempre aceptadas y la percepción de mujeres en posiciones de poder después de una elección democrática siempre gira en torno al debate de “cuántas mujeres van a formar parte del gobierno” y exactamente porque hay este debate, no aceptan a las mujeres con facilidad.

Seguidamente, Sophia McIntyre (Australia) empezó con la frase “es justo, no somos una minoría… Pero esto no siempre es suficiente para los que están en el poder [para hacer el cambio]”. Explicó un Proyecto del que forma parte desde 2015, dirigido a identificar por qué faltan mujeres y el impacto de aumentar esta cifra. La investigación mostró que hay una correlación obvia entre liderazgo diverso y mejores decisiones, y fue esta correlación la que inició el cambio. “Para afectar el cambio”, dijo, “es necesario cambiar la cultura”. Aún más, la investigación identifica que, en un grupo de 12, si hay solo una mujer, ella cambiará su comportamiento para acostumbrarse al grupo masculino. Solo cuando hay cerca del 40% de mujeres, hay un impacto y cambio de la cultura. Ahora, explicó, el Ministerio tiene 42% de mujeres y un objetivo de alcanzar el 50%.

Después habló María Dolores Agüero (Honduras) sobre su carrera diplomática, que comenzó como Ministra de Exteriores a los 34 años, siendo una de las 3 mujeres que han ostentado este cargo. Explicó que la participación de la mujer en la carrera diplomática o como ministras es un fenómeno de los últimos 15 años, y dijo que “no es fácil asumir una responsabilidad así en un mundo dominado por hombres, al menos en Honduras; el ser joven es un compromiso adicional”. Y luego, habló sobre las ventajas y poderes de las mujeres, como sus habilidades de manejar muchas cosas a la vez, añadiendo que “existe en nosotras una sensibilidad especial para adaptarnos al cambio, pero también firmeza”.

Helena Mina (Chipre) tomó el micrófono y dijo que “más mujeres en la toma de decisiones significa más decisiones diplomáticas”. Habló también de que, para el futuro, “es importante que los hombres y chicos vean el liderazgo femenino”. Similar a Australia, explicó la decisión de su propio Ministerio de Exteriores de esfuerzo consciente para cultivar una cultura de la igualdad de género.

La última en hablar fue María Manuela dos Santos Lucas (Mozambique) que se había incorporado a su puesto tan solo 10 semanas antes del evento. Empezó alabando a Ruanda: el país africano tiene un 50% de mujeres en posiciones de poder en el Gobierno, y dijo que es una inspiración para todos. Continuó diciendo que “las mujeres tienen que apoyarse mutuamente, necesitamos solidaridad entre nosotras “para añadir sobre las palabras de Helena Mina de Chipre: «tenemos que cambiar la opinión de los hombres».

Como cierre del evento, Lupicinio Rodríguez hizo un inteligente resumen, reforzando la idea de que las mujeres no necesitan una discriminación positiva, porque pueden triunfar y lo harán por sus propios méritos. Por último, Marlen Estévez, Presidenta de WLW, terminó el evento agradeciendo todos los participantes e invitando a todos al evento del próximo año.

 

 

Más información:

Lupicinio International Law Firm

C/ Villanueva 29, 28001 Madrid

T: +34 91 436 00 90

F: +34 91 587 24 99

info@lupicinio.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *