BOLETÍN DE MEDIACIÓN Y ARBITRAJE (JULIO 2021)

INTRODUCCIÓN

Hoy me gustaría hablar de los libros académicos. Durante siglos, han sido la mejor forma de acceder a los conocimientos y doctrinas de otros.

Todos hemos experimentado un gran placer leyéndolos, y los mayores de setenta años, como yo, reconocemos que echamos de menos tal hábito, sin negar las muchas ventajas de las técnicas modernas que nos obligaron a entrar en el nuevo mundo legal digitalizado, como son la mayor información a mano, el acceso directo, los potentes métodos de búsqueda, el fácil almacenamiento y la plena disponibilidad e interacción sin grandes gastos.

En cualquier caso, me gustaría dedicar los comentarios de este mes a dos libros muy excepcionales que he tenido el gran placer de disfrutar en las últimas semanas, analizando sus muchas páginas respectivas, para entender mejor sus enseñanzas y valiosas conclusiones.

El primer libro sobre Mediación, «Mediación Internacional y Comparativa. Perspectivas Legales», escrito por Nadja Alexander, editado por ‘Wolters Kluwer’, e impreso en octubre de 2009, y el segundo sobre Arbitraje, «40 menores de 40. Arbitraje Internacional», editado por Carlos González-Bueno, e impreso por ‘Dyckinson’ en España, 2021. Tuve acceso al primero gracias a la biblioteca privada especializada ‘Stampa Abogados’, y al segundo gracias a un generoso regalo de su editor. Ambos libros pueden consultarse en línea.

 

MEDIACIÓN

La obra de Nadja Alexander corresponde al volumen 4 de un proyecto realizado por varios autores bajo el título general de «Tendencias globales en la resolución de conflictos», cuyo objetivo es ‘presentar los desarrollos actuales en varias regiones geográficas del mundo y en relación con diversas áreas de práctica transnacional. Puede citarse como DTDR4’.

Nadja Alexander es Profesora de Derecho en la ‘City University Hong Kong’, Profesora Adjunta de Derecho en la ‘Murdoch University’ de Australia e Investigadora Honoraria en la ‘University of the Witwatersrand’ de Sudáfrica. Como profesora multipremiada, tiene una amplia experiencia como profesional, formadora, autora y consultora de la mediación en todo el mundo.

Tengo que reconocer la enorme impresión que me causó su libro de 345 páginas. Va mucho más allá de mis años de estudio sobre el tema y abrió mi interés hacia nuevas áreas de conocimiento. Nadja Alexander escribe en el prefacio: «La mediación se ha convertido en un componente integral de muchos proyectos de reforma del derecho internacional destinados a ayudar a las democracias en transición y a los estados frágiles a desarrollar los conocimientos y los sistemas necesarios para gestionar sus conflictos de forma más eficaz y contribuir así a la estabilidad económica y política», una expresión ambiciosa para los muchos aspectos que consiguió afrontar hace quince años, pero aun así cien por cien válida.

Antes de expresar su agradecimiento a las decenas de expertos de diferentes países con los que está en deuda, explica que «este libro ha centrado su atención en tres instrumentos jurídicos transfronterizos y seis jurisdicciones nacionales- tres países de la tradición del derecho consuetudinario (Australia, Inglaterra y Estados Unidos), y tres de la tradición del derecho civil (Austria, Francia y Alemania). Sin embargo, a lo largo del libro también se encuentran ejemplos de otros países».

Sería imposible intentar resumir aquí sus muchos méritos, pero, gracias a su exhaustivo «Índice», recogeré los mejores logros.

Bajo su título general, se abre con un enfoque conceptual bien diseñado de definiciones y términos básicos, junto con claras distinciones de otros procesos de resolución de conflictos, y referencias específicas al Arbitraje.

Me resultó muy útil su enfoque pragmático en tres etapas diferentes.

  • Durante la Pre-Mediación, se enseña al lector sobre la necesidad y las formas de una selección ordenada y seria de los profesionales de la resolución de conflictos de varios niveles.
  • Más adelante, durante el proceso de Mediación, se llama la atención sobre la descripción muy detallada y exigente de diversos deberes que afectan al mediador, a las partes, a los abogados y a los expertos, testigos, intérpretes y otros, donde la necesidad de confidencialidad está siempre presente.
  • Por último, el libro presta toda la atención necesaria a las no menos importantes cuestiones Post-Mediación, como la exigibilidad, las impugnaciones y los remedios, además de los posibles nuevos pasos hacia el arbitraje.

Dos capítulos adicionales contienen fuertes comentarios sobre “La CNUDMI y la Mediación Internacional” y sobre “La Ley Modelo de la CNUDMI sobre Conciliación Internacional”.

El libro finaliza con tres Apéndices, – “Cláusulas y Acuerdos Modelo”, “Cuadro Comparativo de Reglas de Mediación Internacional” y “Cuadro Comparativo de Leyes basado en la Ley Modelo de la CNUDMI”, cuyos resultados excelentes demuestran el equipo de investigación de primer nivel que ha acompañado a la autora en sus esfuerzos.

También han dedicado mucho tiempo y esfuerzo para incluir casi quinientas notas a pie de página.

No podemos evitar unas palabras finales lamentando que España no se encuentre entre los seis países considerados directamente en este magnífico libro. Sin embargo, entiendo que nuestra implicación en la Mediación, la teoría y la práctica, está muy atrasada en comparación con los países elegidos. Desgraciadamente, la Mediación sigue siendo un área muy dominada por los anglosajones.

En todo caso, esta singular obra podría ayudarnos a todos, incluidos los decisores finales, como el Gobierno y el Parlamento, a acelerar los trámites para la aprobación urgente del Proyecto de Ley bajo el título «Medidas Procesales de Eficacia para el Servicio Público de Justicia», que también pretende un uso generalizado de la Mediación y de otros ‘métodos adecuados de resolución de conflictos’, (ADR) como se comentó en el pasado Boletín de Junio.

 

ARBITRAJE

El segundo libro del que quiero hablar es en realidad dos libros, el primero publicado en 2018 y el segundo en 2021, ambos bajo el mismo título, «40 menores de 40. Arbitraje Internacional».

Para entender mejor el reto del Editor, me gustaría citar el prólogo de 2018, escrito por Alexis Mourre, entonces presidente de la ‘Corte Internacional de Arbitraje’: “la importancia de este libro difícilmente puede ser exagerada. 40 profesionales brillantes y experimentados, menores de 40 años, procedentes de todos los continentes, casi la mitad de ellos mujeres, es una imagen casi perfecta del mundo del arbitraje del mañana”.

‘Menores de 40’ se ha convertido en un icono en el mundo del arbitraje actual. Una de las Secciones más exitosas dentro del conocido «Club Español del Arbitraje» se llama así, ‘CEA_40’, y, junto con otra Sección específica, ‘CEA Mujeres’, han ayudado a que CEA se expanda por todo el mundo con ya treinta Capítulos Nacionales.

Como escribió Alexis Mourre en el citado texto, «lograr una mayor diversidad de género, generacional y regional es una condición fundamental para mantener la confianza en el arbitraje como sistema global de justicia, y como medio justo y legítimo para resolver disputas comerciales internacionales».

Las últimas palabras de Mourre dirigidas al editor, «mi único deseo es ver nuevas ediciones de este notable libro y ver más autores de África y Asia entre sus futuros autores», se han cumplido debidamente. Después de los tres autores de Seúl, Singapur y Perth que participaron en la edición de 2018, se incluyen en el compendio de 2021 expertos de Abuja, Bogotá, Quito y Lima. Si revisamos las 33 capitales donde trabajan los 80 jóvenes profesionales, veremos que las sedes más frecuentes son Nueva York (18), Londres (11), Madrid (8) y París (8).

Ahora es un buen momento para presentarles a la persona que está detrás de este ambicioso proyecto. Carlos González-Bueno fue un Abogado del Estado español con una sólida experiencia como Alto Funcionario a través de diferentes destinos políticos en los campos de Patentes y Marcas, Industria, Energía, Ciencia y Tecnología, y ahora es un reconocido profesional del arbitraje internacional y socio fundador del Bufete que lleva su nombre.

Yo mismo, ya muy veterano, por mi propia corta pero intensa experiencia personal, estoy completamente de acuerdo con su pensamiento de 2018, incluido en la Nota del Editor de 2018, “La edad y la experiencia no deben ser tratadas como sinónimos. Una abogada de menos de 40 años se considera, con razón, joven, pero puede ser extremadamente experimentada en el campo del arbitraje. A modo de ejemplo, todos los coautores de este libro tienen menos de 40 años y siguen teniendo una vasta práctica como abogados en los procedimientos arbitrales más exigentes que uno pueda imaginar”, una afirmación muy objetiva y generosa de un colega que ya ha superado la cincuentena.

Los libros de 2018 y 2021 están divididos en diferentes capítulos, seis y diez respectivamente, adaptados a las nuevas necesidades y retos permanentes. Tratando de resumirlos, el conocido profesor Gary B. Born, (recientemente disfruté de la presentación en ULACIT, Costa Rica, de la 6ª edición de su famoso tratado «Arbitraje Internacional y Selección de Foro, Acuerdos, Redacción y Ejecución”), escribió en su Prólogo de 2021: «el libro contiene una serie de artículos que examinan las consecuencias de la pandemia del COVID-19 para el arbitraje internacional. El libro también incluye contribuciones sobre temas que van desde las medidas cautelares, los arbitrajes de emergencia, la producción de documentos, la protección de datos, la inteligencia artificial, la ética de los árbitros y la impugnación de los laudos».

Evidentemente, no puedo comentar cada uno de los 40 interesantes artículos de la edición de 2021, y me vería aún más limitado si tuviera que incluir los comentarios de los otros 40 de la anterior edición de 2018, como me hubiera gustado. Teniendo en cuenta las referencias de agradecimiento a J.M. Figaredo, por su ayuda como coeditor, presente en ambas Notas del Editor, me referiré a su artículo de la edición de 2018, bajo el título, «Sesgos cognitivos: ¿qué son, afectan a los árbitros, y si es así, se puede evitar esa influencia?»,cuya lectura me ha gustado mucho.

El editor me dijo que «considero que todavía hay tantos árbitros jóvenes y buenos en todo el mundo que evito repetir autores en las sucesivas publicaciones». Recojo así del 2021 otro trabajo muy original de Blas Piñar, «Llamando a la puerta de la resolución de conflictos: El «Secretario-Mediador» como nueva ventana de mediación en el arbitraje internacional», que se adapta muy bien al título de nuestro Boletín.

Para terminar, incluyo una última cita de la última Nota del Editor. Carlos González-Bueno escribe que «mi intención es continuar este proyecto y convertirlo en una colección que salga cada 3 o 4 años. Aunque seguiré buscando activamente talentos en este fascinante campo del derecho, animo a todos los que quieran contribuir a la tercera edición a que empiecen a pensar en el tema de su investigación y se pongan en contacto conmigo”.

 

 

Escrito por: Javier Jiménez Ugarte, ex embajador de España y consejero de Lupicinio