VENEZUELA

VENEZUELA

El posicionamiento global de LILF en el panorama de las sanciones internacionales nos coloca en una posición estratégica ante la defensa jurídica en países gravemente sancionados, como Venezuela.

La firma fundada en 1980 declara que tiene una larga tradición en este tipo de trabajos profesionales. Sus equipos de abogados han ganado causas en el Tribunal de Luxemburgo, defendiendo los intereses de empresas e instituciones ubicadas en países que han sido objeto de sanción por parte de la comunidad internacional.

Lupicinio International LawFirm tiene una relación consolidada con jurisdicciones y empresas sancionadas y para los que ha obtenido importantes sentencias favorables en la defensa de los intereses de sus clientes. En este sentido, Lupicinio International LawFirm ha conseguido convertirse en el primer despacho de habla hispana en conseguir un reconocimiento global en la práctica de sanciones